Ayer por fin pude ver The Artist (Michel Hazanavicius) y la verdad es que me ha sorprendido gratamente. He leido muchísimas críticas que dejan a The Artist en un muy buen lugar y esto me daba un poco de miedo ya que con Inception me pasó lo mismo y noté ese regusto amargo que te dejan las ideas preconcebidas. No quiere decir que no me gustase Inception pero se quedó un poco corta ante lo que me esperaba.

The Artist es una película que te atrapa desde que empieza hasta que termina. Con una gesticulación exagerada propia del cine mudo de los años 20 se nos presenta la historia de George Valentin (Jean Dujardin), el actor más aclamado del momento que ha de hacerle frente al progreso y la transformación del cine mudo en cine sonoro, todo aderezado con la presencia de Peppy Miller (Bérénice Bejo), una actriz figurante que poco a poco logra abrirse camino y convertirse en una estrella.

Cargada de simbología, The Artist nos muestra el reflejo de una época mágica de la historia del cine como son los años 20 y a su vez, en ambos personajes podemos ver el reflejo de la transición del cine mudo al cine sonoro y los efectos que esto produjo.

Ni que decir que el hecho de que esté en blanco y negro y sea carente de audio supuso un aliciente para incentivar mi curiosidad. No se hace lenta ni tediosa. Son factores que la cargan de esa magia que sólo puede experimentarse yendo al cine, pensar en su historia y su evolución.

A mi, sin duda, me ha cautivado. ¿A qué esperais para que os cautive a vosotros?

Anuncios