Hoy, motivada por Tumblr y mi amiga Alba, he decidido empezar a hacer deporte con Jillian y su 30 days shred. Como su nombre indica, se trata de hacer ejercicio durante 30 días (subiendo de nivel cada 10 días) siguiendo un vídeo que dura 30 minutos más o menos.

Siempre he sido muy vaga para hacer deporte. Me encanta comer y odio con toda mi alma todo tipo de deporte. En especial los deportes de grupo. Y he probado de todo para sentirme motivada. Últimamente no me veía tan mal. Siempre he tenido mi barriguita y mi muslamen y tampoco me preocupaba mucho. Pero hace poco estuve de crucero y me puse la última noche un vestido que llevaba muchísimo tiempo queriendo ponerme y feliz de la vida me fui a taconear cubierta arriba, cubierta abajo, hasta que, en uno de los innumerables espejos que tenía el barco, me vi reflejada. Y no me gustó nada lo que vi. Ya no era solo mi barriguita, no eran mis piernas. Vi mi cara redonda cual luna, mis brazos fofos y mi cintura apenas marcada. Y quise llorar mucho allí de pie, me sentía como si llevase un disfraz. Así que volví al camarote corriendo y me puse unos vaqueros lo bastante altos como para tapar esa barriga prominente y una camiseta con mangas que tapasen mis horribles brazos.

Al volver empecé a hacer dieta pero mi doctora me lo dejó muy claro. Dieta sin deporte significa fracaso. Y pensé en una vida entera con mi odioso cuerpo gordito y entonces decidí empezar a hacer deporte a pesar de la anemia.

Como lo suponía, después de los 30 minutos de mi reto personal quería morirme. Me ha costado la vida misma terminar ya que a cada rato me mareaba y todo el cuarto me daba vueltas. Pero poco a poco he conseguido terminar los ejercicios. Cansada, mareada pero feliz.

Esperemos que Jillian me ayude a sentirme bien conmigo misma.

Deseénme suerte, queridos.

Anuncios